Noticias

LA CNMC publica su informe sobre el Anteproyecto de Ley de Patentes (APL)
17/03/2014

La Comisión Nacional de los Mercados y la competencia (CNMC) publica su informe pidiendo que se eliminen los modelos de utilidad y recomendando que la legitimación para impugnar patentes se abra a cualquier persona. Valora positivamente la reducción de cargas administrativas y trámites para reforzar la seguridad jurídica y fomentar las patentes.  No obstante considera que los Agentes de Propiedad Intelectual (API) son una barrera de entrada para los solicitantes extracomunitarios.

El anteproyecto el cuál se analiza en este informe, tiene por objeto una nueva Ley de Patentes que sustituirá íntegramente a la vigente Ley 11/1986, de 20 de marzo, de patentes. La CNMC considera que las patentes constituyen monopolios legales y, como tales, configuran restricciones a la competencia que deben ser analizadas.

 

La CNMC valora positivamente la generalización del procedimiento de concesión de patentes con examen previo, el cual elimina el doble sistema actual, la supresión del periodo de gracia para las divulgaciones de la patente realizadas por el propio inventor y la contemplación expresa de la constitución de licencias obligatorias como remedio frente a prácticas anticompetitivas y abusos de posición de dominio.

 

Sin embargo considera que existe margen de mejora en otros elementos como puede ser la legitimación para solicitar la declaración de nulidad de una patente, la cual debería permitirse a cualquier persona como mecanismo de depuración de monopolios indebidamente concedidos. Asimismo la CNMC considera que se deberían eliminar los modelos de utilidad ya que permiten la concesión de monopolios de hasta 10 años de duración y en caso de que no se procediera a su eliminación recomienda que su concesión se someta a examen previo obligatorio.

 

Igualmente recomienda la eliminación de la intervención perceptiva de los API por considerar que son una barrera de entrada no justificada frente a los no residentes en un Estado miembro de la UE, dado que se exige una traducción firmada por ellos. Por otra parte, considera que la reserva de actividad en la traducción de solicitudes de patente europea e internacionales a favor de traductores jurados y API no está suficientemente justificada por lo que se debería valorar la extensión de la prestación de estos servicios a terceros profesionales que acrediten estar suficientemente capacitados.

Por último, la CNMC recuerda la necesidad de que el acceso a la profesión de API no contenga barreras injustificadas.

Para más información, por favor contacte con Eric Jordi