¿Qué está permitido? ¿Qué es lo que no puede faltar? Son preguntas que se hace  el consumidor cuando prepara sus menús. Es lo mismo que nos preguntan nuestros clientes  de todos los ámbitos del sector alimentario  - del campo  a la mesa - cuando quieren comercializar o importar sus productos en la UE. Aquí entran en juego  temas candentes como  Novel Food o Gen Food, o todo lo relacionado con aditivos o contaminantes. Los complementos alimenticios ya son nuestro pan de cada día y cuando se trata del etiquetado,  así como de las declaraciones nutricionales y  las propiedades saludables de los productos, preferimos atenernos al  refrán de “más vale prevenir que curar”, porque  no siempre basta con cumplir formalmente las normativas internas y comunitarias.