2020 – El nuevo gobierno de España llega con cambios en las políticas de empleo

20-01-2020 - Monika Bertram

El pasado 7 de enero de 2020, Pedro Sánchez Castejón fue investido presidente de España, liderando así el primer gobierno en coalición entre PSOE, el histórico partido socialista, y Podemos, el partido de izquierda fundado por Pablo Iglesias en marzo de 2014. Con fecha 12 de enero de 2020 el Ejecutivo dio a conocer la composición de los nuevos miembros del Gobierno, en donde el 13 de enero de 2020) Yolanda Díaz, juró el cargo como nueva Ministra de Trabajo y Economía Social.

El nuevo gobierno tiene ahora por delante asumir el reto de implantar los puntos, que, en materia de crecimiento y creación de empleo, se incluyen en el programa de gobierno entre PSOE y Podemos de fecha 30 de diciembre de 2019, el cual fue acordado con carácter previo a la investidura de Pedro Sánchez. Entre dichas medidas se encuentran:

  1. El aumento progresivo del SMI (salario mínimo interprofesional) hasta alcanzar el 60 % del salario medio en España;
  2. La elaboración de un nuevo Estatuto de los Trabajadores (ET), en el que eliminar: el despido por causas objetivas regulado en el actual art. 52 d) del ET o la limitación del ámbito temporal de los convenios colectivos (86.3 ET); modificar las normas en materia de subcontratación de obras o servicios (art. 42 ET.); limitar la capacidad del empresario para llevar a cabo modificaciones unilaterales de las condiciones de trabajo (art. 41 ET.), etc.;
  3. Revisión de los modelos de contrato de trabajo y lucha contra el “fraude laboral”: concatenación de contratos de duración determinada, contratos a tiempo parcial, falsos autónomos, etc.;
  4. Actualizar la normativa en materia de prevención de riesgos laborales;
  5. Revisión de las causas de despido por causas objetivas y reforzar el papel de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social y de la autoridad laboral en el control de los despidos colectivos;
  6. Racionalización de horarios para favorecer la conciliación de la vida laboral, familiar y personales, a través de la aprobación de una “Ley de usos del tiempo y racionalización de los horarios”.

A la vista de las medidas anteriormente desglosadas, si pensábamos que el 2019 fue un año ajetreado en materia de política de empleo, con la aprobación de medidas tales como la ampliación progresiva del periodo de la suspensión del contrato de trabajo para el otro progenitor, el registro de la jornada o el derecho a solicitar la adaptación de la jornada de trabajo, el arranque de la nueva legislatura nos obligará sin duda a estar pendientes de todos los cambios, que en materia de política de empleo y a la luz del programa de gobierno, están por venir.

Más información: Monika Bertram